Blogia

José María Andrés Sierra

NUEVA DIRECCIÓN DEL BLOG

Algunos problemas técnicos con este blog me han llevado a continuar con otro blog cuya dirección es: josemariaandressierra.blogspot.com

Allí estaré para quien quiera encontrarme. Saludos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El cielo, la tierra y los pobres.

El diario “El País” del 9 de abril inserta una fotografía en su página 22 en la que aparece un niño sentado junto a un rimero de sacos de carbón. El pie de foto dice: “Un niño de siete años descansa en un barrio de Kabul donde trabaja como carbonero”. Aunque me gustaría, y deseo de todo corazón que no sea así, me temo que el futuro de este niño no es muy prometedor. Me refiero a su futuro en este mundo, muchas veces maldito, que golpea con saña a los más desfavorecidos. Pero la mala estrella de esta pobre criatura no se reduce a esa miserable condición de niño carbonero de siete años. Ha tenido mala suerte de nacer en Afganistán pues si, como asegura la Iglesia Católica con su máximo mandatario a la cabeza, Benedicto XVI, la salvación eterna sólo puede alcanzarse desde el seno de la Iglesia Católica, ese pobre desgraciado tiene también escasas posibilidades de conseguir una venturosa vida eterna, pues dudo que su confesión religiosa sea la católica y las probabilidades de que lo sea en el futuro creo que también son escasas habida cuenta del lugar donde le ha tocado nacer. Mala suerte por partida doble, aunque, pensándolo bien, en lo referente a la otra vida, ¿dijo algo Jesucristo sobre creencias religiosas cuando afirmó que era más fácil que un camello atravesara el ojo de una aguja a que un rico alcanzara el Reino de los Cielos? (Lucas 18, 24-27) ¿Habrán olvidado –u obviado- Benedicto y los suyos este pasaje de la Biblia?

La palabra "prototipo".

En el artículo titulado “Las gafas prototípicas” aparecido recientemente en un periódico de tirada nacional, la periodista que firma dicho artículo lo inicia con la siguiente frase “Su nombre lo dice todo: prototype, prototipo en inglés.” (La letra cursiva es suya). ¿…? (Esto último, mío). Ignoro qué quiere decir la periodista con esta frase que no tiene explicación alguna en el resto del artículo. Si lo que quiere decir es que “prototipo” en español es “prototype” en inglés, sinceramente no es decir mucho. Aun sin saber nada en absoluto de esa lengua puede deducirse. Más grave sería si lo que pretende la periodista es decir que “prototipo” es un término castellanizado de “prototype”. Dudo que una profesional del periodismo pueda cometer un error tan mayúsculo. En cualquier caso, si lo que pretendía la autora del escrito era que lo de “prototipo” lo dijera todo realmente y el lector entendiera mejor el resto del artículo, podía haber dicho sencillamente que la palabra “prototipo” provine del adjetivo griego Πρωτος (proto = primero ) y el sustantivo τύπος (tipo = modelo, copia, imagen ). De esta manera “prototipo” o “prototype” sí que lo dicen todo.

 

Cantera de craks en el P.P.

El texto que aparece a continuación lo publicó "El Periódico de Aragón" en su sección de "El Lector". el día 2 de abril de 2009.

 

Que un partido político que tiene como presidente fundador a un ex ministro del gobierno de una dictadura sangrienta y como secretario general (y aspirante a presidente de la nación) a un ex ministro que despachó el mayor desastre ecológico de la historia de España, estando él en el gobierno, diciendo que todo se reducía a algo parecido a hilillos de plastilina. Un partido, el mismo, tiene como personajes más relevantes a nivel nacional, entre otros, a una alcaldesa que se opone a que le quiten a Franco el título de alcalde honorario de su localidad, a un ex ministro bajo cuya gestión se produjo el mayor desastre de las fuerzas armadas en tiempos de democracia, luctuoso suceso del que no admite responsabilidad alguna diciendo en ocasiones que “él pasaba por allí” y otras “que en realidad era el carpintero”, al presidente de una comunidad autónoma al que le regalan trajes por valor de más de un millón de las antiguas pesetas casi seguro que “gratis et amore”, a la presidenta de otra comunidad autónoma que ordena espiar hasta a los políticos de su mismo partido e intenta hacerse con el control de una importante entidad bancaria para, imagino, no tener que hacer cola en ventanilla, al presidente de una diputación provincial, intocable en su partido y parece ser que también por la justicia, imputado por delito fiscal, cohecho, fraude, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas, falsedad en documento y otras minucias… que un partido así sea alternativa de gobierno no da miedo: da pánico.  ¿Imagina alguien a todos estos “craks” de la política juntos en un mismo gobierno más algún que otro político del PP de infausto recuerdo, en activo, pero felizmente eclipsado? De película de terror.

 

Espionaje político.... ¡qué dice usted!

El texto que inserto a continuación lo envié a la sección de "Cartas al Director", a los diarios "El País" y "El Periódico de Aragón". Este último lo publicó el domingo 15 de marzo.

 

El Canal 24 horas de TVE ofrece un programa de 23´30 a 24 horas que veo de vez en cuando. El formato es el siguiente: un presentador modera la charla en la que intervienen tres periodistas que opinan sobre distintos temas de actualidad. En el programa del pasado 10 de marzo, uno de los periodistas asistentes vino a afirmar, sin pestañear y con un aire de suficiencia que insultaba, que el asunto del espionaje a altos cargos políticos en la Comunidad Autónoma de Madrid era una filfa, una patraña, un invento (le faltó decir que de los rojos) y que no interesaba en absoluto a los madrileños. Y, como prueba irrefutable de este axioma, ofreció la respuesta que le había  dado un taxista de Madrid a su pregunta sobre esta cuestión: “Me preocupa más que gano la mitad que el año pasado que todo ese asunto del espionaje”. Posiblemente a ese buen taxista le preocupan más, y está en su perfecto derecho, media docena menos de carreras que el calentamiento global, la mortalidad infantil y los derechos humanos en el mundo, lo que no quiere decir que estos asuntillos carezcan de importancia. Que un taxista madrileño opine así no tiene excesiva importancia, pero que un periodista, un profesional de la información utilice esa opinión como prueba contundente e irrefutable sobre un turbio asunto político… ¡tiene bemoles!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Aguirre y Gallardón, o Gallardón y Aguirre: el don de hacer de la política el arte de la interpretación.

            Siempre he pensado que para ser político hace falta que la persona que aspira a ese estatus posea una mezcla de cualidades y esté amparado de una serie de requisitos o particularidades, concretas y esenciales, entre las que señalaría las siguientes: una cierta dosis de inteligencia (no hace falta que sea elevada, a tenor del nivel que muestran gran parte de las mentes de quienes rigen nuestros destinos); padrinos o antecedentes familiares (importantísimo); posición económica boyante (no está de más); suerte (a nadie le viene mal); cierta falta de escrúpulos (no es indispensable, pero ayuda considerablemente); altruismo y afán de hacer el bien (como el valor en la “mili”, se les supone); facilidad para el regate y agallas para el roce y el cuerpo a cuerpo (absolutamente imprescindible);  don de gentes ( necesario para los que aspiran a lo más alto); capacidad para aguantar chaparrones (inexcusable para quienes saben nadar, pero no guardar la ropa); facilidad en el arte de disfrazar la verdad (no confundir con mentir, aunque la diferencia sea pequeña); un mínimo de ambición (los que hay compensan la falta de alguna otra cualidad con un máximo de esta precisa inclinación); y… (omito otras habilidades igualmente necesarias por no cansar) unas aceptables dotes de actor. En este último aspecto, es increíble la perfección a la que han llegado las dotes interpretativas  que Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón están demostrando en el culebrón que ambos llevan protagonizando tiempo ha en la escena pública. En el último episodio (la emotiva y entrañable escena en la que uno tras otra se dirigen cariñosas palabras desde los micrófonos en un acto público, es de las que hacen saltar las lágrimas hasta de las piedras) demuestran que han depurado su técnica interpretativa hasta unos límites nunca hasta ahora vistos en la vida política española.

 

Acerca de Dios y de su existencia.

(Este texto lo publicó "El Periódico de Aragón", en su sección "El lector" del 19 de enero de 2009)

 

Ignoro, y no me preocupa gran cosa, si tienen razón quienes han iniciado una campaña publicitaria anunciando en la parte trasera de algunos autobuses que “probablemente Dios no existe” o los que afirman, por los mismos medios, que “Dios sí que existe”. No me cabe, en cambio, ninguna duda, de que de ser cierto que existe, no existe uno sino varios, pues no puede ser el mismo dios el dios al que claman e imploran los sufridos habitantes de Gaza, que el dios al que rezan los soldados israelíes leyendo sus plegarias subidos en sus carros de combate y el dios al que representa Benedicto XVI en la Tierra.

 

A great present in Christmas time. (My first tale in Engllish)

           Aprovechando que ha pasado la Navidad pongo a continuación un cuento que escribí como trabajo en la escuela Oficial de Idiomas la semana anterior a las vacaciones. No quiero ni podría ocultar que está corregido, únicamente, eso sí, en los aspectos gramatical y sintáctico, por mi profesor de inglés. 


 

It was Christmas time. It was very cold. In the morning, very early, a very young child left out an old house in a suburb and went to the town centre.

            The child lived with his grandmother in that old house because  his parents had died when he was some months old.

            Both his parents were very good persons but a terrible desease killed them.

            The grandmother of the child was very old and very poor: almost had nothing to eat and for that day the child wanted to buy some good food and a present to his grandmother, so he went to the town to beg.

            The child wore old clothes and broken shoes. He seated on a pedestrian street and put a little box in front of him.

            Some persons  gave him some money while the child was cold.

            He was happy because with that money he could buy food and a present, but sudenly a policemenand a policewomwn got close to him.

            -“Hey, boy. Give that money to us! Don´t you know that you can´ t beg in the street?”

            And the policeman took the box with the money.

            The child, frightened and frozen started crying.

            Near there there was a very tall Christmas tree and over the tree it was a shininig Christmas star.

            Suddenly fromthe Christmas star went out two luminous rays which hit on the head of the policeman and the policewoman.

            They were at first inmobile and very luminous, but suddenly their clothes turned into money that came in the child´s box, until all the people saw the man and the woman completely naked.

            When they saw themselves nude ashamed went away runing, while all the people roared with laugther and finally everybody was surprise as a very white and beautiful car arrived from the sky and startted near the child. A very pretty woman who had the same face as child´s mother  went aou of the car and invited to child to get into the car.

            When they both entried the car drove off into the distance between others cars.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres